Participación Ciudadana

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para garantizar la participación con incidencia efectiva en la formulación del PEMP para el Centro Histórico y su zona de influencia, se ha diseñado una estrategia de participación, la cual se ha puesto en marcha a partir de noviembre de 2020, en concordancia con lo planteado en el Decreto 2358 de 2019, que en su artículo 2.4.1.1.7. establece que “el proceso de elaboración del PEMP requiere una estrategia de participación y comunicación activa con la comunidad respectiva. Dicha estrategia debe desarrollarse y mantenerse durante todas las etapas previstas y continuar una vez sea expedido acto administrativo que adopte el PEMP. Es necesario identificar las organizaciones comunitarias, los canales de comunicación, los procedimientos y las formas fortalecimiento ciudadano para la participación en el PEMP y su apropiación”. 

Esta estrategia no sólo debe contemplar lo que establece este decreto, también debe articularse con las siguientes normas a nivel nacional:

-Constitución Política de Colombia, que en su artículo 2 establece como uno de los fines del Estado facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación, lo que indica que, bajo esta lógica, todos los escenarios de participación ciudadana deberán procurar la garantía de facilidad de acceso, cobertura e inclusión de la ciudadanía según su localización y características.

-Ley Estatutaria 1757 de 2015, por la cual se dictan disposiciones en materia de promoción y protección del derecho a la participación democrática, que determina en su artículo 1 el objeto depromover, proteger y garantizar modalidades del derecho a participar en la vida política, administrativa, económica, social y cultural, y así mismo a controlar el poder político. En este sentido, esta se convierte en la Ley marco para las acciones de participación ciudadana y establece los mecanismos de incidencia de la ciudadanía en la toma de decisiones.

-Decreto Nacional 1499 de 2017, Reglamentario de la Función Pública, que incluye en su capítulo 2 la participación ciudadana en la gestión pública como una Política de Gestión y Desempeño Institucional, lo que orienta a los gobiernos locales, regionales y nacionales para la generación permanente de espacios de participación con incidencia efectiva.

ACTORES

Teniendo como insumos los elementos normativos y las experiencias anteriores de participación ciudadana en Cartagena, para el proceso de participación a desarrollarse se plantea el objetivo de fortalecer la apropiación del Centro Histórico a través de la promoción de escenarios para la toma de decisiones sobre su protección, conservación y sostenibilidad. Preliminarmente se han determinado tipos de actores como población objeto, tal como se muestra en la Imagen Esquema general de actores. Según este, la ciudadanía (residentes y visitantes), las organizaciones sociales, los líderes, y la población de acuerdo a sus enfoques, serán el objeto central de los despliegues a nivel territorial, poblacional y diferencial. En segunda instancia, el despliegue Sectorial estará enfocado en entidades del sector público, de la sociedad civil y centros educativos, con un enfoque multiescalar que refleje la incorporación de las necesidades colectivas en estos aspectos. Por último, el despliegue Institucional se orienta a los escenarios de articulación con el sector público en diversas escalas, en pro del fomento de una gobernanza justa, equilibrada y equitativa, todo lo anterior bajo la lógica del fomento de la corresponsabilidad entre los actores. 

Esquema general de actores

ESCENARIOS DE PARTICIPACIÓN

Los escenarios de participación a implementar a partir de noviembre de 2020 incluirán estrategias de construcción conjunta con incidencia efectiva a través de canales de comunicación e interacción, que permitan garantizar de manera permanente la seguridad de la ciudadanía en el marco de la situación de pandemia por Covid-19. En cuanto a los canales de comunicación, estos deberán facilitar la amplia cobertura por diversos medios para que la información, la convocatoria y la pedagogía sobre los diferentes componentes y fases del instrumento se realice de una manera clara, transparente y concisa.

En cuanto a los escenarios de interacción, se implementarán recursos y espacios para que la construcción conjunta y la concertación se desarrollen de manera óptima en el diagnóstico, la formulación y la adopción del instrumento. Para esto, y teniendo en cuenta los actores y las características del territorio, se promoverán escenarios de interacción según los siguientes despliegues, escalas y actores:

Despliegues participación ciudadana PEMP CH

Fuente: SDP, 2020

CRONOGRAMA

 

Se estima que el proceso de participación ciudadana inicie en noviembre de 2020 y se extienda la formulación del instrumento hasta la radicación ante el Ministerio de Cultura, para su adopción en julio de 2021, según el siguiente cronograma propuesto: 

Fases de participación ciudadana PEMP CH

Partiendo del antecedente de un proceso de formulación realizado en la administración anterior, cuyo proceso de adopción no fue finalizado, para PEMP CH se propone una primera fase centrada en la recopilación y análisis de información necesaria para actualizar los componentes del diagnóstico en concordancia con el Decreto 2358 de 2019.

En la segunda fase se plantean escenarios para la construcción conjunta, tanto de las problemáticas concretas como de las propuestas para su resolución, bajo el marco de acción de PEMP centrado en conservación, protección y sostenibilidad del patrimonio. La tercera fase se enfoca en la presentación de resultados y ajustes finales, para pasar a una etapa de radicación ante el Ministerio de Cultura para su adopción, en donde deberá constantemente informar a la ciudadanía sobre el proceso.

En términos preliminares, se puede establecer que para los ejercicios de participación ciudadana con incidencia efectiva en la construcción conjunta y en la toma de decisiones es esencial reconocer las formas de organización de la población, no sólo en términos de localización territorial, sino también según sus características e intereses, reconociendo a la comunidad como actor principal, pero estableciendo relaciones directas con otros sectores (privado, sociedad civil y público).